Indice     Qué hacemos    Quienes somos    Informe anual 2016    Como ayudar    Junta Directiva

Fundación Superemos – Un poco de historia...

Se fundó la Fundación Superemos en el año 1999 como una iniciativa a descentralizar los programas comunitarios en el norte de Nicaragua iniciado originalmente por la Fundación Nicaragüense pro Desarrollo Comunitario Integral (FUNDECI) inspirado por el presidente de FUNDECI el Padre Miguel d’Escoto Brockmann. La misión de la Fundación Superemos es de mejorar el nivel de vida de las familias de bajos ingresos económicos en Nicaragua por medio programas de educación y de capacitación. El enfoque inicial de la fundación fue el programa de educación primaria y secundaria del Centro Integral para la Superación Cultural de Mujeres. Este proyecto de Superemos se inició en enero 1999 con más de 80 mujeres estudiantes de familias de escasos recursos económicos. El programa inició con el financiamiento de la Barr Foundation de Oklahoma, EE.UU. y desde enero de 2000 en adelante Superemos desarrollaba el proyecto de educación secundaria de mujeres por medio de la modalidad Bachillerato por Madurez del Ministerio de Educación.

En 1999, Superemos compró el terreno para la implementación de sus programas y proyectos gracias a la ayuda de donaciones de Bob Barr, Karen King y Stephen Sefton. Luego, en el año 2002, la fundación compró otro terreno entre el local de su escuela y el Río Estelí  para así tener un área total de media hectárea. Entre 2002 y la presente, la fundación ha desarrollado aulas de clase, espacio de oficina y talleres en más de 600 metros cuadrados equivalente a aproximadamente 12% del área total del terreno. La fundación ha reforestado casi la mitad del área del terreno que está ubicado dentro de un área de conservación contiguo al Río Estelí.

Desde su fundación en 1999, CISCUM ha sido uno de los proyectos de educación de mujeres más exitosos en Nicaragua, porque su enfoque integral a la educación incluye los elementos de trabajo social y salud preventiva disponibles de parte de los demás proyectos sociales de la fundación. Entre el año 2000 y el año 2006, la fundación desarrollaba un programa que combinaba el trabajo social con la capacitación vocacional y, durante varios, años acompañaba el programa de educación del Sistema Penitenciario en Estelí. En base a ese proyecto, Superemos desarrollaba un programa de asesoría legal entre 2006 y 2011 que se combinó luego con el programa de trabajo social para enfocar en el combate de la violencia intrafamiliar. Ahora este trabajo es uno de los programas principales de la fundación.

En 2002, Superemos apoyaba la formación de la Cooperativa de Servicios Múltiples “Christine King” como una organización contraparte para facilitar el desarrollo e implementación de los proyectos comunitarios de la fundación. La fundación ayudaba a la cooperativa a desarrollar un taller ambiental y un preescolar comunitario en el local de la fundación. Alrededor del mismo tiempo, entre 2002 y 2005, la cooperativa desarrollaba un taller de cerámica con el apoyo de Fiona Graham y un laboratorio de computación con el apoyo de Phil Hughes. La fundación apoyaba estas iniciativas y actividades para poder incorporarlas como parte de su programa de capacitación vocacional.

Como parte del proyecto de educación secundaria, Superemos ha ayudado en el desarrollo del comedor de la escuela como un recurso disponible para los otros proyectos comunitarios. Este ha sido muy importante para ayudar el desarrollo por la Cooperativa de talleres y otras actividades comunitarias en el local de Superemos. Con el apoyo de la Casa Canadiense , el comedor y cocina de la Cooperativa ha podido impartir capacitaciones de manera eventual para las personas que quieren aprender panadería y repostería.

Desde su inicio en 1999, Superemos ha trabajado con Dr Peter Loewinthan de lo que ahora es el Dot House Health Multi Service Center de Boston, EE.UU. para desarrollar un programa de salud comunitaria. Ahora, cada año, Superemos recibe una brigada médica que involucra a muchos profesionales de medicina de diversas partes de los Estados Unidos. La fundación ha facilitado también varias actividades de investigación en salud pública y proyectos de medicina dental apoyados por la Universidad de Boston. Gracias a estos programas, Superemos ha logrado desarrollar una buena relación de trabajo con la Facultad Regional Multidisciplinaria de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, con el Ministerio de Salud y con el Ministerio de la Familia, la Adolescencia y la Niñez.

Desde 2005 en adelante, el proyecto CISCUM de la fundación ha colaborado con el Fondo de Educación Global de Judy Richardson para desarrollar talleres de capacitación para profesores de primaria de las zonas rurales del norte de Nicaragua. Estos talleres han entrenado a cientos de profesores de primaria en el método "Aprender Haciendo" para mejorar sus habilidades profesionales como educadores. Superemos ha trabajado con Judy, los compañeros  Morgan Smith y Alan Olds, y los respectivos delegados municipales del Ministerio de Educación para asegurar que los participantes aprovechan estas capacitaciones al máximo.

En 2009, en apoyo a la iniciativa de Hannah Curteis, Superemos empezó apoyar clases de educación musical en las escuelas de primaria del casco urbano de Estelí. Este programa se se desarrollaba a lo que ahora es el programa Sones Segovianos. Como todos los programas apoyados por la fundación, Sones Segovianos atiende principalmente a niñas y niños de familias de bajos ingresos económicos para garantizar clases de alta calidad que de otra manera serían fuera de su alcance. El programa ha crecido de tal manera que ahora ofrece clases de baile y de arte.

Desde su inicio, en paralelo a sus programas de educación y capacitación Superemos ha desarrollado proyectos de salud comunitaria y ha facilitado apoyo para el desarrollo de infraestructura comunitaria que ha incluido, entre otros:

Superemos también ha instalado más de 80 ciclobombas para bombear agua en comunidades rurales entre Estelí, Somoto, Ocotal y Yali y más de 50 inodoros ecológicos en comunidades rural cerca de Estelí. La fundación sigue manteniendo un enfoque sobre temas ambientales, por ejemplo por medio de su programa de paneles solares que ha sido apoyado durante muchos años por la Asociación Ayuda a Nicaragua de Japón.

Desde el inicio, Superemos ha tenido suerte para poder contar con el apoyo tanto de las organizaciones a nivel de base como de instituciones más grandes que promueven el desarrollo comunitario.La fundación ha desarrollado su trabajo inspirado por muchas personas destacadas como el Padre Miguel d’Escoto, Bob Barr, Axel and Cele Meyer y Fintan Kilbride y además ha tenido la asesoría y consejo de muchos individuos más quienes han apoyado a asegurar que aprovechamos al máximo posible los recursos que hemos recibido durante todos estos años. Gracias a todo este apoyo, Superemos, ahora en su año dieciocho de servicio a la población de Nicaragua, ha ayudado a decenas de miles de personas en Nicaragua a mejorar sus vidas y las de sus familias.